¡Juegas como vieja! – You Play Like a Woman!

 by
Health , Leadership

by Fernanda Garza, Girl Up In-Country Consultant, Latin America

#Incomparable: that’s how the Tigers from the Universidad Autonoma de Nuevo Leon, and their fans, define themselves. One of the two representative soccer teams in Northern Mexico, the Lady Tigers were born in Monterrey and have received global support.

These two teams have provoked a hurricane of emotions, worldwide. And, Mexico is deeply passionate about its sports teams; the country fully stops when it comes to they play. It’s like celebrity-spotting in Hollywood!

However, despite having never excluded women in this activity, preferential treatment in soccer is often given to men. It is the boys who receive soccer balls when they are young and are encouraged to play with other boys; it is boys who are encouraged to say “I want to be a soccer player when I grow up”; and it is boys who see themselves represented by their male soccer player idols at the games. But most importantly, it is the boys who are affirmed when they play this sport. Why? Because when a girl plays soccer, it’s called a hobby. Yes, she’s a sporty girl; but she could do better in gymnastic. Girls are called “butch” at school for hanging out with boys, only wanting to play soccer. Or simply, it is a girl who loves soccer, and could potentially be an amazing cheerleader or a dying fan.

When a girl plays soccer, it’s called a hobby. When a boy plays, it’s a future career.

No matter the age, it is extremely common to hear chants within the Mexican soccer dynamic, such as: “You play like a woman” or “You kick like a girl”. Nevertheless, I have come to discover that we are at the perfect moment to use that in our favor. In December 2016, La Primera División Femenil de Méxicowas founded, as an initiative from the Mexican Soccer Federation to cultivate and Foster women in the soccer field. 16 Clubs formed by 21 women between ages 17 and 23, started a journey to play soccer professionally; casting the first stone towards a more gender equal sport.

Two years later, last week, Tigres Femenil (Women Tigres) played a match against Rayadas at the 2018 Clausura tournament. Little by little, TV channels started airing encouraging society to support and cheer for their female teams; and not to fall behind, all social media started blowing up with support messages as well. What were the results? Attendance record was broken, and set to a new number of 51 thousand 211 attendees. Women, men, boys, and girls, filled in the Sultana del Norte (Monterrey)with gold, white, and blue colors; and the only thing people heard on the media was: How amazing are they? How amazing do women teams play?

Of course, Tigres and Rayados fans didn’t hesitate to join the celebration of joy, backing up their respective teams; they even replaced a famous quote made by a Rayados male player: “I am your Father” to “The Matriarchy has just started”.

The final soccer match took the country by storm, that even famous actor Rob Schneider, faithful Tigres fan, sent his best to Tigres Femenil.

This isn’t a regular triumph; this isn’t another trophy on the shelf. This is the debut of women soccer teams as equals and praised, as male teams are. This is why, #YAAAS!! What an honor to be yelled at “YOU PLAY LIKE A WOMAN!” Because, I mean, who doesn’t love to be compared to soccer champions?

¡Juegas como vieja!

#Incomparables, así es como se define tanto la afición, como el club de futbol Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Uno de los dos equipos representativos del norte del país, nacido en Monterrey y cobijado con la hincha reconocida a nivel mundial.

Club de Futbol Rayados de Monterrey, orgullo del norte del país, y con una fiel afición que lleva sus colores #EnLaVidaYEnLaCancha.

Estos dos equipos han provocado un sinfín de emociones a nivel global, debido a que se destacan como líderes en cada torneo. Si bien es cierto que nuestro país vive el deporte del balón pie, a flor de piel; en Nuevo León, lugar que les vio nacer, se vive como parte vital de tu vida. La ciudad se detiene por completo cuando se trata de sus equipos, sobre todo, si estos dos están por enfrentarse el uno al otro. Tigres y Rayados, son nuestra versión de los debates políticos en Washington, DC, o los eventos de celebridades de Hollywood, en California.

Sin embargo, aunque esta actividad jamás excluyó a las mujeres dentro de la sociedad mexicana, el futbol es nato para hombres. Son los niños quienes reciben balones de regalo, son los niños a quienes se les alienta a jugar futbol con otros, son los niños a quien se les da la opción de responder: “Quiero ser futbolista cuando sea grande”, son los niños quienes se ven representados por sus ídolos, hombres, en un juego; y lo más importante, son los niños quienes construyen una gran porcentaje de su masculinidad, a través de este deporte. ¿Por qué? Porque cuando una niña juega futbol, es un hobby. Es una niña deportista, sí; pero puede resaltar más en gimnasia. Es una niña llamada “machorra” en la escuela por querer jugar y juntarse con niños. O simplemente, es una niña con amor al futbol, alentada a ser aficionada o porrista del equipo.

Sin importar la edad, es muy común escuchar dentro del futbol mexicano, expresiones como: “Juegas como vieja” y “Pateas como niña”. Que si bien tienen un contexto negativo, he descubierto que estamos en el momento indicado de utilizarlas a nuestro favor. En Diciembre del 2016, surgióLa Primera División Femenil de México, como una iniciativa de la Federación Mexicana de Fútbol para fortalecer el futbol femenino. 16 Clubs de 21 mujeres entre 17 y 23 años, se embarcaron en el reto de jugar futbol profesionalmente poniendo así la primera piedra para construir un castillo de igualdad de género.

Dos años después, la semana pasada, el equipo de Tigres Femenil se enfrentó en la final del torneo de clausura 2018, contra el equipo femenil de Rayados. Diversos spots televisivos comenzaron a surgir, invitando a la sociedad a apoyar a los equipos femeninos. Poco a poco, las redes sociales también tomaron parte de esta causa ¿Y cuáles fueron los resultados? Se rompió el record de asistencia a un partido de futbol femenil, con un total de 51mil 211 personas. Hombres, mujeres, niños y niñas, llenaron de colores azul y dorado la Sultana del Norte, y en todos los medios de comunicación, solo se escuchaba una sola cosa: “¡Pero qué increíble juegan los equipos femeniles!”. Por supuesto, los admirados jugadores de Tigres y Rayados se unieron a la alegría, respaldando a sus respectivos equipos; e incluso reemplazaron una famosa frase rayada: “Soy tu Papá”, por “Empieza el Matriarcado”.

La final del futbol femenil arrasó con todo el país, que incluso el famoso actor Rob Schneider, fiel seguidor de Tigres, mandó sus felicitaciones al equipo femenil.

Este logro no es algo común y corriente, no es otra copa más. Este triunfo marca el debut oficial de los equipos femeniles, como iguales, a los venerados clubs en nuestra historia, formados por hombres. Es por esto que sí, ¡Qué honor que nos griten “Juegas como vieja”! Porque, bueno, ¿A quién no le gusta ser comparada con las mujeres que ganan campeonatos de futbol?